Logística para ecommerce: cómo enviar tus productos

17 de Septiembre de 2019 / Ecommerce

Si tenemos una web de e-commerce, la logística es una parte muy importante de nuestro negocio. Esta logística involucra todos los pasos por los que pasa el producto en nuestra empresa: desde que lo recibimos y lo incluimos en el inventario, hasta que llega a nuestro cliente. Sin embargo, vamos a tratar la parte de la logística relacionada con los envíos de productos, ya sea a clientes o a otros comercios.

Cómo gestionar el envío de productos

La gestión de los envíos es una de las partes más importantes de la logística en nuestro e-commerce, ya que está presente en todo el proceso desde que el cliente compra el producto hasta que es entregado.

Servicios de paquetería

Existen muchas empresas con servicio de paquetería con diversas características, precios y tiempos de entrega. Estas empresas nos pueden proveer de integraciones con nuestro e-commerce que harán más fácil la gestión de los envíos. Con ellas, tan solo tendremos que completar el pedido, imprimir la etiqueta y entregárselo al repartidor.

Hay diferentes tipos de entrega dependiendo de la rapidez del envío. El envío en 72 horas es el estándar en la actualidad y suele ser el envío más económico. También existen opciones de envío adaptadas a las necesidades de rapidez del envío o a características especiales en el producto. Por ejemplo, envíos urgentes en 24 horas o envíos de productos frágiles.

Logística por tipo de cliente

Para realizar una buena gestión, tendremos que tener en cuenta los plazos de envío y lo que nos cuestan. Estos plazos de envío suelen variar dependiendo de si nuestros consumidores son mayoristas o el cliente final:

  • B2B: Si nuestro negocio se enfoca a la venta al por mayor, no suele ser muy importante la rapidez de los envíos. En este caso es recomendable optar por servicios de paquetería barata para poder ofrecerlo gratis o a un precio muy reducido a nuestros clientes.
  • B2C: En el caso de que nuestro e-commerce esté dirigido al cliente final, la rapidez del envío suele ser fundamental, ya que los tiempos de envío largo derivan en la pérdida de interés por parte de nuestro comprador y hará que tengamos más posibilidades de que haya una devolución.

En ambos casos es necesario que llevemos a cabo un control del coste ya que cada tipo de envío tiene un coste diferente, el cual acaba repercutiendo en el precio final de nuestro producto o en nuestro margen de beneficios. Para ello, es necesario contar con un servicio de paquetería que se ajuste a las necesidades de nuestro producto y de nuestros clientes.

Es importante prestar atención a toda la logística y transporte de los envíos de nuestros productos. Con una gestión adecuada en este ámbito lograremos una buena experiencia de usuario, ya que no se encontrarán con sorpresas inesperadas en sus envíos. También aumentará el engagement y la conversión, ya que nuestro sitio web será más confiable tanto para los clientes existentes como para los potenciales.

Cómo gestionar las devoluciones de productos

La gestión de las devoluciones de productos es conocida como logística inversa. Esto involucra toda la gestión del retorno de mercancías, ya sea por parte de los clientes o por exceso de inventario y la recuperación y reciclaje de embalajes.

El mismo servicio de paquetería que ha tramitado la entrega puede tramitar también la devolución. Estas devoluciones nos costarán el precio que previamente hayamos acordado y tan solo tendremos que gestionarlo a través de nuestro usuario de la agencia de mensajería o de nuestro comercial.

A primera vista puede parecer que los cambios y devoluciones de los productos nos pueden perjudicar, ya que nos cuestan parte de los beneficios de nuestra empresa. En realidad, podemos considerar este gasto como una inversión, ya que tener clientes insatisfechos por una mala gestión en sus devoluciones nos perjudicará más.

Cómo mejorar la logística inversa

Existen muchas maneras en las que podemos mejorar la gestión de la logística inversa y ofrecer una mejor experiencia de compra a nuestros clientes. Algunos consejos que nos darán buen resultado son:

  • Definir políticas de cambio y devolución en nuestros productos

Definiendo una política de cambio y devolución evitaremos malentendidos que causen una mala experiencia en los usuarios.

  • Revisar el ciclo de cambio o devolución

Es importante que conozcamos toda la información posible sobre los pedidos devueltos. Algunos de los datos que más nos interesan son el motivo del cambio y el tiempo que ha llevado el ciclo de la logística inversa. Conociendo estos datos podremos optimizar las partes del proceso que sean susceptibles de mejorar.

  • Buena experiencia en el cambio o devolución

Los procesos en los que tiene que participar directamente el cliente son clave en estos casos. Ofrecer la información sobre los cambios de forma accesible, realizar el proceso con rapidez y la respuesta inmediata ante la reclamación son algunas claves. Estas harán que los clientes tengan una buena experiencia cuando se dispongan a cambiar o devolver algún artículo en nuestro sitio web.

Cómo diseñar y programar los distintos tipos de envío en tu web

En un e-commerce podemos programar diferentes tipos de envío para satisfacer las necesidades de todos nuestros clientes. Podemos dar la opción a nuestros clientes de seleccionar el tipo de entrega que más se adapte a sus necesidades, pudiendo elegir el tiempo de entrega, la empresa que presta el servicio o el lugar de recogida que más le convenga.

La forma de configurar distintos tipos de envío en nuestra web variará según la plataforma de e-commerce que utilicemos.

Si utilizamos WooCommerce tendremos que ir al formulario que hay en la pestaña de Envíos en el menú de Ajustes. Desde aquí tendremos que añadir las zonas a las que queremos hacer envíos, los métodos de envío y sus tarifas.

Si utilizamos Prestashop 1.7 tendremos que ir a la pestaña Internacional y hacer clic en Ubicaciones geográficas. Desde aquí configuraremos las zonas de envío y tras esto, podremos incluir los transportistas con sus tarifas y su tiempo de envío. Incluso podremos poner un logo al método de envío además de configurar todas sus características.

Si es Magento la plataforma que utilizamos, tendremos que acceder a la pestaña de Configuración y en Opciones de venta podremos configurar las zonas y los métodos de envío, con sus correspondientes tarifas. Al terminar solo tendremos que activar los métodos de envío y guardar los cambios y ya estará configurado.

Como ves, lo más importante en la logística es pensar en las políticas que vamos a aplicar en función de las diferentes situaciones que vayamos a encontrarnos en cuanto a productos, destinos y tipos de cliente. A partir de ahí, es sencillo implementarlo en los diferentes módulos y configuraciones que nos ofrecen los principales CMS de comercio electrónico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.