Buscando un nicho de mercado: a la caza de un negocio rentable

30 de Julio de 2019 / Ecommerce

Los nichos de mercado, si se eligen correctamente y se logra satisfacer una demanda o necesidad no cubierta aún, son un negocio rentable que puede generar importantes beneficios o requerir de una inversión inicial casi nula.

Existen negocios que, aunque rentables, requieren de una gran inversión inicial y no siempre se puede conseguir un crédito. Si decides gestionar tu negocio desde internet puedes reducir la inversión inicial de forma increíble, aun en el caso de que te plantees abrir una tienda online.

Qué son nichos de mercado

En marketing se habla de nichos de mercado para referirse a una porción de un segmento del mercado que tiene en común el hecho de presentar una necesidad o deseo que no se satisface correctamente o que, sin más, no existe por tratarse de un público minoritario.

Lo curioso es que el público objetivo de un nicho de mercado está dispuesto a adquirir bienes tangibles o intangibles que solucionen sus problemas y suelen tener poder adquisitivo medio o elevado.

Dicho de otro modo, apostar por un nicho de mercado supone enfocar un negocio no en un sector grande la población, como podrían ser las mujeres, sino en uno muy específico. Por ejemplo, mujeres interesadas en la cultura japonesa hasta el punto de manejarse con el idioma japonés y haber estado en Japón en alguna ocasión, o tener en mente irse a allí a estudiar un año.

Este ejemplo, inventado, ilustra cómo en un nicho de mercado todo debe hacerse teniendo en mente al cliente objetivo y sus necesidades particulares, en especial las no cubiertas. En general, en los nichos de mercado no te mueves en un océano rojo, hasta que se saturan y dejan de ser rentables. Por ello te recomendamos no poner todos los huevos en la misma cesta y, hablando de negocios digitales, optar por la diversificación.

Te dejamos un resumen con los puntos en común que comparten todos los nichos de mercado:

  • Su público objetivo es un grupo muy segmentado, con necesidades difíciles de satisfacer, por ser un cliente muy exigente o por ser necesaria una buena base cultural para lograr que el mensaje llegue hasta ellos de forma efectiva.
  • Conscientes de lo delicado de sus requerimientos, están dispuestos a pagar más por algo realmente bueno o realmente útil, que solucione sus problemas como grupo minoritario.
  • Las necesidades o deseos de quienes componen el público objetivo son idénticas entre sí o muy similares.
  • La necesidad de recurrir a proveedores especializados o de manejarse en ámbitos culturales muy específicos es la causante de que apenas exista oferta para sus requerimientos, o no haya tal cosa en absoluto.

Cuando se cumplen todos estos puntos a la vez, se sabe que se está ante un nicho de mercado. Falta, entonces, comprobar si es rentable, factor que viene determinado por el tamaño de la población de posibles clientes. Si solo hay 20 personas interesadas en nuestro producto en un país, y es un producto barato, no obtendremos beneficios que compensen las horas de trabajo a invertir.

Ejemplos de nichos de mercado son los alimentos orgánicos, los productos para pieles con una enfermedad determinada, siempre que no sean considerados medicamentos, y las publicaciones digitales o en papel con una alta especialización.

Cómo encontrar nichos de mercado

A veces uno se encuentra con un nicho de mercado porque es parte de esa población muy específica que no logra satisfacer sus necesidades. Este sería el caso de alguien que estudiara un idioma poco corriente, con bibliografía española casi inexistente pero que, por el motivo que fuera, cuenta con un número interesante de estudiantes a los que les sucede lo mismo y, para colmo, son conocidos suyos.

Pero esos casos son los menos, pese a que existen. La manera habitual de encontrar nichos de mercado es estando el día en diferentes temas, y combinando herramientas que midan la evolución del interés por un artículo con el paso del tiempo, segmentando geográficamente como hace Google Trends, con otras herramientas que emplean los profesionales del SEO y el SEM, para estimar cuánto está pagando la gente de un país por anunciarse en Adsense para ciertas palabras clave y cuál es el nivel de competencia en las pujas de Adwords.

La primera herramienta que se nos viene a la cabeza es SEMrush, que es en realidad una herramienta SEM con usos SEO, más que a la inversa. Pero hay otras, incluso algunas que ofrecen resultados gratuitos en ciertos países.

No obstante, no solo Adwords es un posible indicativo de la presencia de nichos de mercado. Hay más buscadores además de Google, como pueden ser el buscador de Amazon, Etsy o el propio Pinterest.

Adsense presenta el hándicap de que cuando las pujas PPC se disparan y nos fijamos en unos términos determinados, es porque ya existe competencia en ese nicho, por lo que será conveniente tener experiencia en SEO, SEM y publicidad en redes sociales. En cambio, si somos los primeros en algo, a poco que trabajemos la visibilidad, el propio boca a boca de nuestros clientes satisfechos hará el resto.

Detectar estos nichos de mercado sin explotar requiere de suerte, aunque la suerte se puede forzar si tenemos el hábito de verificar si hay demanda para cualquier cosa un poco pintoresca de la que nos hablen. Volviendo al ejemplo del idioma poco común, si un amigo nos cuenta que está recibiendo clases de griego antiguo y que son muchos alumnos en clase, lo primero es preguntarle por su afición, si tiene ganas de viajar a Grecia, si no les es muy complicado encontrar diccionarios o libros de texto que no estén obsoletos, etc. Y, con esas respuestas, al llegar a casa, usar Google Trends, mirar el CPC y el precio de venta de los materiales de estudio.

Cómo explotar un nicho de mercado

Aquí llega lo maravilloso de los nichos de mercado cuando se usa internet para su explotación y cómo se puede iniciar un negocio que puede ser rentable casi a coste cero. Toca hablar de qué vender y cómo hacerlo.

Desde crear una tienda online sin necesidad de disponer del stock almacenado (lo que se conoce como dropshipping), hasta la creación de un blog o un canal de Youtube con contenido muy especializado, que se monetizaría con Adsense y mediante afiliación (uno se lleva una comisión por cada venta lograda, generalmente en forma porcentual), pasando por satisfacer esas necesidades publicando un libro, ofreciendo un infoproducto o con mentorías.

Es evidente que para poder obtener rentabilidad de algunas de las formas de monetización hace falta estar muy puesto en el tema a tratar o poder delegar en alguien que sí lo esté. Ese aspecto será el que haya venido echando hacia atrás a los que se plantearon esa idea de negocio o de emprendimiento antes que tú. La pregunta es: ¿tú puedes hacerlo? ¿y hacerlo bien? Si la respuesta es afirmativa, toca echar números para evaluar la viabilidad económica de tu brillante idea.

Como resumen, los nichos de mercado son como minas de mineral sin explotar, donde algunas resultan muy accesibles y otras requieren de un equipo especializado para llegar hasta ellas. Internet permite encontrar nichos de mercado con rapidez, o descartar ideas que no van a reportar beneficios significativos.

Además, los nichos de mercado en internet pueden monetizarse con una inversión casi nula, mediante diversas formas que suelen ser compatibles entre sí (una tienda online con su propio blog donde se compartan enlaces de afiliado de otra empresa que complementa nuestros servicios sin ser nuestra competencia, por ejemplo).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.